La impunidad nos hace cómplices

/
2 Comments
La tercera edición del Tribunal Russell juzga la complicidad de la Unión Europea en la prolongación de la ocupación israelí sobre Palestina.

La primera sesión del Tribunal Russell sobre Palestina se ha celebrado los días 1, 2 y 3 de marzo en el Colegio de Abogados de Barcelona, patrocinado por la  Fundación Bertrand Russell  y financiado en parte por la Alcaldía de Barcelona. A pesar de que la embajada de Israel en España quiso impedir la celebración de unas jornadas que comparó con la labor que haría un Tribunal del Ku Kux Klan, los expertos y testigos no encontraron ningún problema a la hora de exponer los argumentos que evidencian no sólo la impunidad de la que goza Israel en la Comunidad Internacional; sino también la presunta complicidad de los países miembros de la Unión en la prolongación de la ocupación. 

No obstante, cabe destacar que el Director del Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR), Raji Sourani, no pudo asistir como testigo porque en el contexto del bloqueo general en Gaza, las autoridades israelíes y egipcias no le permitieron salir de la franja. En este sentido, un acto que puede parecer un impedimento, se convierte en sí mismo en una prueba más de la violación de la libre circulación de personas en la franja, y el Tribunal no pierde la oportunidad de recogerlo en sus conclusiones. En su lugar, acudió el asesor jurídico de dicho centro, Daragh Murray.

La primera sesión del Tribunal se celebró en 1967 para investigar los crímenes de guerra cometidos en Vietnam y juzgarlos según el derecho internacional. El objetivo en aquella época era demostrar que Estados Unidos utilizó armas indiscrimandas contra la población civil. Fue impulsado por Bertrand Russell y presidido por Jean-Paul Sartre. Contó con destacados intelectuales de la época y a pesar de carecer de validez jurídica, permitió movilizar a la opinión pública internacional de tal forma que forzó a los Estados Unidos a sentarse en la mesa de negociaciones con Vietnam de Norte a partir de 1970. 

La segunda sesión se celebra en 1974 en Bruselas y en Roma tras el golpe de Estado que tuvo lugar en Chile. Fue presidido por la mismísima viuda del señor Allende y su objetivo fundamental era tratar de buscar el por qué y el cómo de la instalación de los regímenes militares en América Latina.

El actual Tribunal cuenta un Comité de apoyo internacional y está constituido por reconocidas figuras de muy diversos países, Israel incluido, como Ken Coates (presidente de la Fundación Bertrand Russell), Nurit Peled (israelí, premio Sajárov por la libertad de expresión 2001) y Leila Shahid (delegada de Palestina ante la Unión Europea). Surge como una iniciativa cívica, en base al derecho internacional,  para "Que este tribunal evite el crimen del silencio" (B. Russell).


Presentación de la conclusiones en Madrid


Un miembro organizador del Tribunal, Pierre Galand, y uno del jurado, Jose Antonio Martín Pallín (magistrado del tribunal supremo), se encargaron de exponer las conclusiones del Tribunal en el Circulo de Bellas Artes de Madrid el día 4 de marzo. Pierre Galand, con la ayuda de un traductor, comenzó explicando los orígenes de la Fundación, los motivos que impulsaron la creación de un nuevo Tribunal y recalcó la gratitud hacia la Alcaldía de Barcelona y el colegio de abogados de Barcelona, cuya participación contribuyó al éxito de la inciativa.

Jose Antonio Martín Pallín, por su parte, condenó enérgicamente la impunidad de Israel contando experiencias anecdóticas e introdujo en el contexto el incipiente Tratado de Lisboa, que dará lugar en su opinión a un "nuevo dinamismo político". Y sobre todo, hizo un llamamiento para "presionar y suscitar los derechos de los ciudadanos europeos" para exigir que los miembros de la Unión cumplan con sus propias obligaciones de política interna y no se queden en exiguas declaraciones. 

Las conclusiones del Tribunal Russel se pueden encontrar en su blog en diferentes idiomas (inglés, francés y español). Las sesiones del Tribunal Russell sobre Palestina se prolongarán hasta el año 2012, teniendo como próximos destinos Londres y  Suráfrica. En ellas se intentará constestar a las siguientes seis cuestiones: 

  1. ¿Ha faltado Europa a sus obligaciones propias del derecho internacional al respeto de la autodeterminación del pueblo palestino?
  2. ¿Ha faltado Europa al respeto del derecho internacional en el bloqueo y a lo sucedido durante la operación plomo fundido llevada a cabo por los israelíes?
  3. ¿Ha faltado Europa a sus obligaciones respecto al derecho internacional en lo que se refiere a la soberanía y sobre los recursos naturales por parte del pueblo palestino?
  4. ¿Ha faltado Europa a sus obligaciones respecto al derecho internacional en lo que tiene que ver con el derecho internacional humanitario y la cuestión de Jerusalén este?
  5. ¿Ha faltado Europa a sus obligaciones respecto al derecho internacional en lo que toca a la edificación del muro en los territorios ocupados?
  6. ¿Ha faltado Europa a sus obligaciones respecto no sólo en lo que respecta al derecho internacional sino también en relación a la jurisprudencia europea en el marco de los acuerdos precisamente preferentes no sólo con Israel sino también con Palestina?
Por último, quisiera hacer hincapié en lo que más me ha llamado la atención sobre los asuntos a los que el Tribunal Russell por Palestina (TRP) exhorta en las conclusiones de su primera sesión. En el último apartado (IX) incita "a que las acciones legales actualmente en curso en el marco del BDS (Boycott, Divestment and Sanctions) se refuercen y amplíen en el seno de la UE y más globalmente". 

Por tanto, ampara diversos movimientos que se están gestando, sobre todo a partir del año 2005, que sustentan un boicot a Israel tanto político, como económico, académico y cultural-deportivo. En la red se encuentran el Global BDS Movement a nivel internacional y en España el Boicot a Israel.



Y sentencia: 
"El Tribunal sobre Palestina insta a la Unión Europea y a todos y cada uno de sus Estados miembros a imponer sanciones necesarias a su socio, Israel, mediante medidas diplomáticas, comerciales y culturales con miras a poner fin a la impunidad de la que se beneficia desde hace décadas. En caso de que la UE carezca del valor necesario para ello, el Tribunal cuenta con los ciudadanos y ciudadanas de Europa para ejercer las presiones necesarias mediante todos los medios apropiados."


You may also like

2 comentarios :

  1. Buena Suerte Laila con tu Blog;),
    espero que todas los personas libres del mundo apoyan EL BOICOT AL ESTADO SIONISTA Y A SUS POLÍTICOS CRIMINALES, hay que luchar para la detención de los políticos y generales Israelíes asesinos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen análisis, Laila. Yo también me quedo con la llamada a la acción que supone el apoyo del Tribunal al BDS, y a considerar estas acciones parte de una estrategia más amplia que los gobiernos europeos deben incorporar.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.