"Todos somos víctimas"

/
0 Comments
La crisis social detrás de las cifras del paro

Chema Ruiz Losa, portavoz de Plataforma Afectados por la hipoteca, habla de su labor

Chema Ruíz Losa, en el Hotel Madrid ocupado / Laila Muharram
“Nunca olvidaré el abrazo que me dio Maria José llorando el día que no pudimos parar su desahucio. Me preguntaba si nos había hecho daño la policía. Estaba más preocupada por nosotros que por ella misma”. Así cuenta José María Ruiz Losa el momento más dramático de estos once meses de intenso trabajo desde que fundara la Plataforma a principios de año.

El Instituto Nacional de Estadística situaba la semana pasada el número de parados en 4.360.926 de personas en el mes de Octubre y todo parece indicar que España camina hacia una segunda recesión en menos de dos años. La crisis laboral se ha convertido ya en una crisis social. Eso exactamente es de lo que se ocupa Ruiz Losa: “Somos conscientes de que actuamos en un contexto de emergencia social”.

Aquel 20 de julio se palpaba un ambiente muy tenso en la calle Virgen de Lluc del barrio madrileño de Pueblo Nuevo. Era el segundo intento de desahucio en menos de un mes y el caso se presentaba especialmente delicado: una mujer, María José, en paro, que vivía con su hija de 24 años, también desempleada, y su hijo de 25 con un 77% de minusvalía física. El despliegue policial fue desproporcionado: 10 furgones antidisturbios y 50 efectivos policiales para desalojar a tres personas.


Es el drama social que ha generado la crisis. No son sólo cifras. Detrás de cada número se esconde una historia de terror que comienza cuando la persona se queda sin empleo. Le ocurrió al mismo José María Ruiz. El 11 de Octubre del 2010 intentaron subastar su casa. Su caso y el de su compañero de Murcia, José Coy, le impulsaron a crear la plataforma. “José Coy intentó suicidarse. Fue él quien me comentó que creara una Plataforma como la suya en Madrid”

Desde entonces, ha conseguido parar 20 desahucios. No ha sido un camino fácil. No sabe decir cuántas horas le dedica al día. “Hay veces que me levanto por la mañana temprano y me pongo a revisar casos antes de salir a trabajar.” Este hombre lleno de vitalidad a sus 37 años compagina su actividad en la organización con su empleo de comercial, además de dedicar tiempo a su mujer y a su hija de 8 años.

Aparte de revisar casos de la mañana a la noche, el objetivo de la Plataforma no es sólo parar desahucios. Intervienen en las tres etapas del proceso. En la primera fase de impagos, se intenta renegociar la deuda con el banco. En la segunda fase, cuando se pone en marcha la ejecución hipotecaria, sirven de intermediarios para que el banco acepte la dación en pago. Y en la última fase, se organizan para detener el desalojo. 

Cartel de bienvenida del Hotel Madrid ocupado /Laila  M.
“Lo hago porque me hace sentir vivo”, dice Ruiz con media sonrisa. Estar en la lucha. Cuenta que la experiencia vital que ha vivido este año ha sido muy enriquecedora. También tiene sus inconvenientes: “Te quemas, hay muchas horas de trabajo, no ves a la familia”. Y las situaciones a las que se enfrenta diariamente no son “aptas” para sensibles. “No es lo mismo leerlo en un periódico que ir al barrio chabolista de Puerta de Hierro y ver como los niños viven entre las ratas”.

Ahora se dedica a trabajar en el Hotel Madrid ocupado por el movimiento 15M desde mediados de Octubre. “Estamos definiendo un proyecto dedicado exclusivamente a los parados de larga duración”. Lanza un mensaje para animar a los indecisos a colaborar: “Todos somos víctimas. La única forma de ayudar es que participemos todos juntos”.



You may also like

No hay comentarios :

Con la tecnología de Blogger.