El niño Zein

/
0 Comments
En el hospital de heridos de guerra más grande del mundo

Ricardo García Vilanova / EL MUNDO
Unas manos diminutas juegan con piezas de Lego en una sala de rehabilitación. El pequeño Zein reconstruye la crueldad del conflicto que despedazó su infancia. “¿Qué es eso?", pregunta su fisioterapeuta Ahmad Muhsen. “Es una metralleta”, responde mientras coloca el precario juguete delante de sus ojos. Apunta y dispara con un supuesto gatillo. “Intenta usar el otro brazo”, le recuerda el Doctor. Pero el niño no puede mover un dedo índice que ya no existe. La prótesis temporal de su extremidad izquierda se mantiene inmóvil, incapaz aún de traducir sus órdenes.
Zein vive desde que tiene memoria a cientos de kilómetros de su país, Yemen, en el hospital de heridos de guerra más grande de Oriente Medio y puede que del mundo, situado en la periferia de Amán, la capital de Jordania. El edificio que administra Médicos Sin Fronteras (MSF) es un oasis de paz entre desiertos de violencia, donde se enmiendan miles de vidas hechas harapos. Un equipo de profesionales especializados trata este tipo de lesiones, las más complicadas: amputaciones, quemaduras y reconstrucción maxilofacial. Los pacientes son seleccionados por el personal de MSF para recibir asistencia gratuita desde cinco países: Irak, Libia, Siria, Yemen y la franja de Gaza. 

Para ver el texto completo, pulsa aquí.


You may also like

No hay comentarios :

Con la tecnología de Blogger.